Consejos útiles

Consejos útiles para evitar infectarse

El lavado de las manos con frecuencia es fundamental, especialmente después de utilizar el servicio sanitario, al cambiar los pañales a un bebé o a un adulto mayor, antes de comer o preparar los alimentos.

Hervir el agua de consumo, aun cuando le impresione limpia y segura; y si disfruta de deportes náuticos, evite tragar agua durante esta práctica.

Tenga presente que el hielo y las bebidas confeccionadas con agua no hervida tienen igual riesgo.

Durante las relaciones sexuales, evite ponerse en contacto con las materias fecales de su pareja, como puede ocurrir durante el sexo oral-anal.

Proteja a otras personas. Si conoce que está infectado, evite nadar en piscinas, aun cuando no tenga síntomas. Sin proponérselo, usted pudiera ser el causante de que otros se infecten.

Recuerde lavar bien las frutas y vegetales antes de ingerirlas.

Por último, puntualizar algunos mitos…

La infección por Giardia no provoca quistes en la vesícula, ni en el hígado y tampoco afecta su funcionamiento.

Ni la congelación, ni las cantidades de cloro que se añaden al agua para el consumo humano evitan la enfermedad, pues no destruyen al parásito.

Recuerde

Si por cuestiones del azar, Giardia hace diana en su intestino, no olvide que si usted cumple con el tratamiento y preserva las medidas higiénicas, podrá curarse y prevenir ataques posteriores.