Lo bueno y lo malo

0

Cuba ha sido un país donde se ha hecho muchísimo por la emancipación del hombre. Ha tratado con denuedo de colocar en su lugar los derechos de las mujeres, ha luchado contra el racismo, y aunque con algunos tropezones, también ha dado pasos serios en la aceptación y respeto de la religiosidad de los seres humanos.
No niego que si miramos atrás veremos avances en la mirada hacia la sexodiversidad, pero son totalmente insuficientes y timoratos. Es inexplicable e inadmisible que en nuestro país aun no se haya aprobado el matrimonio entre homosexuales.
Continuará…

0

p7060005Una de las actividads que Infomed ha realizado con una sistematicidad aceptable son los cursos dinámicos. Estos tienen el objetivo de apoyar la alfabetización informacional y hacen énfasis en el uso eficiente de los recursos que Infomed pone a disposición de nuestros usuarios para lograr una mejor información científica y el intercambio de experiencias y la comunicación entre especialistas de las diversas ramas del quehacer de las ciencias de la salud.

Estos cursos tienen como características que son cursos compactados, de dos o tres horas de duración, donde especialistas de amplia expriencia brindan el ABC de los recursos en cuestión y tienen un eminemente peso práctico.

Durante mucho tiempo la demanda de estos cursos era muy alta, recuerdo que se hacían colas para poder asistir y el nivel de satisfacción de los usuarios era muy alto. En estos momentos la situación que, desde mi punto de vista, puedo observar, es que estos cursos apenas tienen demanda y casi nunca se cumple el cupo de posibles asistentes y en ocasiones no asiste nadie a los mismos.  Indudablemnte esto nos indica que algo no se está haciendo bien.

Pensando en las diversas causas de este fracaso puedo enumerar algunas posibles. Sería excelente poder contar con más elementos de otros especialistas para poder redondear el diagnóstico y sobre todo buscar soluciones acertadas.

– Poca promoción

– Horario. Es de 4 p.m. a 6 p.m.  Imagino que a un grupo importante de posibles asistentes este horario choque con la recogida de hijos de las escuelas y la atención a las tareas del hogar. Tampoco se pueden perder de vista los problemas del tranporte que en ese horario están en el pico vespertino.

– Los contenidos no responden a las necesidades de los usuarios

– El método quizá ha envejecido y no se ajusta a los nuevos tiempos y a otras posibilidades que brinda la web 2.0

0

f0049637Con asombro y tristeza leí la Declaración del Gobierno Revolucionario (El Gobierno de la República de Cuba reitera su compromiso con una emigración legal, ordenada y segura, continuará garantizando el derecho a viajar y emigrar de los ciudadanos cubanos y de regresar al país, según los requerimientos de la legislación migratoria) donde se manifiesta que “ante el éxodo de profesionales de determinadas especialidades médicas se comenzará a aplicar las regulaciones establecidas en el Decreto 306, del 11 de octubre de 2012 para las salidas al exterior por asuntos particulares de profesionales médicos de diferentes especialidades que realizan actividades vitales en los servicios de sa­lud a la población y en la actividad científico-técnica”.

Es extremadamente confusa esta declaración ya que no se ofrece información detallada de cómo va a ocurrir esta regulación. Quizá para paliar esta deficiencia se realizó un foro virtual en el sitio del periódico Granma, al que no puedo darle otro calificativo que deplorable. Por qué un foro virtual si sabemos los problemas de conectividad que tenemos? Y en horario laboral? No entiendo! A pesar de eso, la avalancha de preguntas de los profesionales que participaron da la medida de lo confusa de la información emitida. Para poner más feo el asunto, por parte del Ministerio de Salud Pública de Cuba participaron 3 funcionarios, y, si no es que seguí mal el desarrollo del pobre intercambio, nunca me enteré de cuáles eran sus funciones o cargos. Y recalco lo de pobre intercambio porque la mayoría de las preguntas o intervenciones se quedaron sin respuestas.

Estoy convencida de que una decisión de esta magnitud y seriedad haya sido detenidamente pensada y concuerdo con que el estado tiene que garantizar la salud de la población, pero sospecho que esta medida va a tener un efecto adverso. Incluso en médicos a los que no les pasaba por la cabeza emigrar. No podemos mirar de un solo lado las razones por las cuales los médicos emigran, no solo es por oír cantos de sirenas, que los hay, no solo es porque hay una ley de ajuste, y otras razones más que conocemos y sufrimos. Hay que profundizar también en el cotidiano de vida de un médico en Cuba, desde que se levanta hasta que se acuesta (si es que no tiene guardia). El transporte, que al menos en la capital es insuficiente e impredecible, la alimentación, que es la gran pesadilla de los que deben alimentar a una familia, no solo por la escacez de alimentos, si no, por los precios, la vivienda, en muchos casos con hacinamiento, donde viven 2 y hasta 3 generaciones en la misma casa, el salario con la imposibilidad de poder comprar una pc (para trabajar, comunicarse y estudiar)  con lo que gana en un año, o aspirar a casi lo imposible: irse 3 días a un hotel todo incluido con su familia en sus vacaciones…

Siento que la preocupación y la pena me turban y me impiden poder escribir de forma más coherente y argumentada lo que pienso y siento al respecto. Quizá mas adelante pueda enrutarme, pero no quería dejar pasar este momento para expresar mi desconcierto, el que estoy segura que comparten muchísimos cubanos.

(Foto de Lisandra Fariñas Acosta, Periódico Granma).

0

862774_NpAdvHoverDiariamente paso por varios puntos wifi de La Habana. Trato de pasar como una sombra, callada, sigilosa, lenta. Quiero saber, palpar el ambiente que flota en esas zonas, allí el aire tiene otro olor y densidad, otro sentido… Comparto el gozo de las caras jóvenes y las ajadas que poniendo el móvil frente a sus rostros pueden conversar, y ver, y dejarse ver por familiares y amigos, afectos, amores. La mayoría expresa alegría, emociones agradables, hay muchas sonrisas, a veces  ligadas al llanto emocionado. Hay jaranas, chistes entre amigos y dicharachos expresados en el más puro cubano con carcajadas de ambos lados. He visto padres que juntan sus caras para que el hijo lejano los tenga en pantalla al mismo tiempo, les hablaban al unísono y en el amasijo de palabras entremezcladas, distinguo la frase: te queremos mucho, cuídate mijito! He mirado a quien no habla, solo se desarma en un llanto silencioso y desgarrado. Veo a los novios y novias que se esmeran en lucir apuestos y tomar su mejor perfil. Hablan de amor, del deseo, de la necesidad del otro imagesy de cosas terrenales como dineros, tennis adidas y pasajes aéreos. He visto a una muchacha hablando de su tesis, no sé si con su tutor extranjero. Los veo a todos, una y otra vez, en las aceras, en las principales esquinas de La Habana, de pie, sentados en el contén, en las afueras de los hoteles, sudando el sol aterrillante de Cuba, asfixiados, sin resuello, y a veces bajo la llovizna, protegiendo al aparatejo que hace posible esa comunicación. Disfruto mucho ese trayecto, pero al mismo tiempo lo sufro intensamente, tanto que me aprieta el pecho y me humedece la mirada. Es innegable que es mejor tener estos puntos que no, pero es lacerante, deprimente, indignante, ver las condiciones en que les llega este servicio que pagan a precios alucinantes.

Fotos: 24 horas de México y El Nuevo Diario de Nicaragua

2

“Infomed rompió, además, los esquemas; no se dejó intermediar por  burócratas, no tuvo miedo, confió en el ser humano, creyó en la  posibilidad de que el individuo es responsable y al mismo tiempo tiene  que ser libre y creativo y además reconoció que era imperfecto y que  se equivocaba; y cuando se equivocaba lo reconocía y aprendía con  sencillez”. (Pedro Urra en En el 22 Aniversario: Infomed terminó  siendo un proyecto que nos sobrepasó)

En esta era, donde la vida personal, laboral y social de los  trabajadores intelectuales depende medularmente de las tecnologías y de la comunicación que ellas nos permiten (veloz, independiente de las distancias físicas, en tiempo real o diferido, ubicua, textual, con  audio y/o video, en parejas o en grupos, por pc, tableta o móvil…),   y donde el teletrabajo es cada vez más  una forma idónea de cumplir  con tareas en el ámbito intelectual, y a pesar de que más de un tercio de los empleados en todo el mundo “teletrabajarán” en el 2015, y que hacerlo aumenta la productividad entre un 5% y un 25 %  y de que en América Latina, el promedio de teletrabajo supera a Europa y Estados Unidos , y que ya hasta la literatura recrea esta forma de trabajo (El corazón de Voltaire y El silencio de Galileo, novelas ambas del portorriqueño Luis López Nieves y publicadas en Cuba). Y además de existir una política expresa del gobierno que plantea que “Los avances de la conectividad en Cuba se han orientado a la creación de capacidades en la infraestructura de telecomunicaciones, en función de potenciar la conectividad social y desarrollar la gestión automatizada de sectores estratégicos“, nuestro centro, justamente ahora, está retrocediendo hacia modelos organizativos cada vez más obsoletos. Se le está diciendo un NO al teletrabajo, a pesar de que somos de las pocas instituciones en Cuba que cuentan con las condiciones necesarias  para hacerlo y de las primeras que lo llevó a la práctica en nuestro país con indiscutible éxito. Esta decisión, constituye simplemente un paso atrás en la dinámica y visión del ambiente laboral y el uso de tecnologías, que nos retrotrae al siglo XX y mutila nuestra experiencia en esta materia, que ha sido probadamente sostenible y eficiente.

Incrementar la calidad en la valoración del trabajo de cada cual es algo saludable y correcto. Suplir los mecanismos de control con mecanicismos y burocracia, supone desoír los imperiosos llamados al cambio de  mentalidad al que nos ha convocado de manera insistente el presidente Raúl Castro. Recordemos sus palabras: “Sin cambiar la mentalidad no seremos capaces de acometer
los cambios necesarios para garantizar la sostenibilidad, o lo que es lo mismo, la irrevocabilidad del carácter socialista y del sistema político y social consagrados en la Constitución de la República.” Y recordemos aun más cuando, de manera sumamente nítida e inequívoca reclamó: “Limpiémonos la cabeza de tonterías de todo tipo, no olviden que ya  concluyó la primera década del siglo XXI, y es  hora“.

 

0

Falleció Agustín Magrans D’Cárdenas, una persona llena de luz e inteligencia. Fue un pilar y un maestro en la creación y administración de redes en Infomed. Admirado y querido por su buen talante y su sensibilidad. Amigo entrañable e insustituible.
——-
Magrans era un tipo hecho de una sola pieza, íntegro, alegre, y nunca lo vi aturdido ni agobiado con las muchas demandas que Infomed y nosotros le hacíamos. Tenía el don de simplificar las cosas que veíamos insolubles, y cuando te lo explicaba te llenaba de paz y optimismo porque era racional y convincente.
Mantenía excelentes relaciones con la gente, jamás lo vi ser áspero, aunque podía ser enérgico si la situación lo exigía, pero lograba un equilibrio envidiable para lidiar con todo y todos. Recuerdo que en ocasiones hacía comentarios ingeniosos y socarrones en medio de reuniones muy serias que hacían brotar la carcajada de los presentes y aligerar el ambiente.
Siento la pérdida con tremendo pesar, en Infomed muchos estamos de duelo. Pienso en la desolación en que debe estar sumida su familia, en sus padres, en sus hijos y esposa porque la pérdida es de lo más querido, y este ser querido era excepcional. Y ante ese dolor uno no sabe qué hacer ni que decir…
Ojalá llegue a ellos nuestro sentimiento de acompañamiento en su dolor.

0

El pasado 15 de febrero, el MsC Pedro Urra asumió las actividades como Director de Bireme, centro especializado en información vinculado al Área de Gestión de Conocimientos de la OPS/OMS. La ceremonia de toma de posesión marca el inicio de una nueva gestión para el sexto director, en los 44 años de la historia de Bireme, la ceremonia fue un momento de inspiración para trazar las perspectivas futuras de dicho centro en este nuevo período.