Otros tonómetros

Tonómetro de Perkins

Es un tonómetro de mano que utiliza un prisma de Goldmann adaptado a una pequeña fuente de luz.

Ventajas

  • Pequeño y fácil de transportar
  • No necesita lámpara de hendidura, por lo que es sumamente útil para medir la PIO en pacientes encamados o anestesiados

Inconvenientes

  • Es necesario practicar bastante antes de lograr resultados fiables

Tonómetro de contorno dinámico

(tonómetro de Pascal)



 

 

 

Posee un terminal de 7 mm de diámetro con una superficie cóncava que se adapta al contorno de la córnea y le permite mantener su forma y curvatura. Un sensor de presión digital integrado en la superficie cóncava del tonómetro permite la medida directa de la PIO transcorneal.
La tonometría de aplanación, distorsiona la córnea, mientras que la TDC lo hace con una superficie cóncava que no distorsiona casi la córnea y dirige las fuerzas al sensor de presión (en rojo)

 

Tonómetro de aire

Es un tonómetro que no establece contacto con el ojo y se basa en el principio de aplanación de Goldmann, pero en lugar de utilizar un prisma, la parte central de la córnea se aplana mediante un chorro de aire, en ese momento, la superficie corneal aplanada refleja la luz hacia un fotorreceptor que se activa para cortar la salida del aire. El tiempo necesario para aplanar suficientemente la córnea se relaciona directamente con la PIO. El tonómetro de aire se muestra especialmente útil en los exámenes colectivos de detección

Ventajas

  • Fácil de usar
  • No necesita anestesia local
  • No hay peligro de infección cruzada

Desventajas

  • Su precisión se limita al intervalo nivel bajo – nivel medio de PIO
  • Emite un fuerte ruido

Pulsair

Es un tonómetro de mano que no establece contacto con el ojo y consta de un dispositivo automático que se dispara cuando la alineación es correcta y reduce el error del usuario. Puede utilizarse con el paciente en cualquier posición y no hace ruido

Tono-Pen

Es un tonómetro de mano miniaturizado, compacto, portátil y alimentado a pilas. Emplea un transductor microscópico que aplana la córnea y convierte la PIO en ondas eléctricas. Un ordenador incorporado al aparato y compuesto por un único chip analiza la onda obtenida a partir de varios toques corneales y la muestra en la pantalla digital.

Los resultados obtenidos con el Tono-Pen se correlacionan favorablemente con los del tonómetro de Goldmann, aunque sobreestima levemente una PIO baja y subestima una PIO elevada

 

Tonómetro de Maklakof