Diagnóstico/Tratamiento

0

Diagnóstico

Existen varios exámenes que se pueden hacer para confirmar el diagnóstico de esta enfermedad, como un examen de laboratorio para medir el nivel de anticuerpos a través de una muestra de sangre, un hemograma completo o pruebas de la función hepática.

Pero, aunque el diagnóstico definitivo se hace en el laboratorio, la detección inicial de las personas infectadas depende de la evaluación clínica de los síntomas que presenten. Al dengue se le ha llamado “fiebre quebranta huesos”, por los dolores óseos y musculares. El resto de la síntomatología es semejante a una gripe, pero se distingue por lo referido anteriormente,  además, adenopatías sin aumento del bazo pero sí del hígado, dolor ocular, fotofobia y disociación del pulso, es decir, pulso poco elevado para una fiebre alta. Además, a los seis días puede aparecer un exantema ligero y que la convalecencia es larga y con astenia. Llevar un control del indice plaquetario es fundamental.

Tratamientos

No hay tratamiento específico para el dengue, es paliativo, según los síntomas. No obstante, es esencial la asistencia por parte de los médicos y enfermeras que tienen experiencia con los efectos y la evolución de la enfermedad, para salvar vidas y reducir las tasas de mortalidad.

En términos generales, el tratamiento para las formas benignas se hace con antiinflamatorios, antipiréticos y reposo. En las formas graves se repone el equilibrio electrolítico y si hay hemorragia puede precisarse una transfusión de sangre y el control del número de plaquetas.

Leave a Comment

Fields marked by an asterisk (*) are required.

*