Causas/Síntomas

Causas

El 24 de marzo de 1882 en la Sociedad de Fisiología de Berlín, el Dr. Robert Koch mostró al mundo científico los resultados de sus investigaciones, el descubrimiento de la causa de la tuberculosis: un microorganismo en forma de bastón y resistente a la decoloración del ácido y el alcohol, el Mycobacterium tuberculosis  y que a partir de ese momento fue nombrado también Bacilo de Koch.

ver nota

Síntomas

Las personas con enfermedades que afectan la inmunidad son las más propensas a enfermarse, siendo este grupo de riesgo: pacientes portadores de VIH/SIDA, diabéticos, desnutridos, alcohólicos, enfermos de cáncer, de insuficiencia renal crónica, consumidores de drogas y medicamentos que bajan la inmunidad fundamentalmente.  

Los síntomas clásicos de la enfermedad suelen ser la fiebre,  sobre todo vespertina y no muy alta, escalofríos, sudores nocturnos, malestar general, decaimiento, pérdida del apetito y pérdida de peso.

Se acompaña el cuadro general descrito de síntomas respiratorios, fundamentalmente, tos húmeda con expectoración abundante, mucopurulenta o purulenta e incluso teñida de sangre. Puede haber expulsión de sangre por la boca precedida de tos y de volumen variable. Con frecuencia suele expresarse como un cuadro respiratorio agudo parecido a una gripe, pero que se prolonga por más de 3 semanas.