Medicina basada en evidencias

Seguimiento del duelo. Guía clínica. Programa Regional de Cuidados Paliativos

Esta guía está especialmente dirigida a médicos y enfermeras de Atención Primaria, Atención Hospitalaria y Centros Socio-Sanitarios, con responsabilidad frecuente en el manejo de pacientes en fase terminal y de sus familiares. Su utilidad puede ser importante en la prevención de situaciones de duelo complicado.
La elaboración de esta guía está promovida y ejecutada en el seno del Grupo de Tratamiento del Programa Regional de Cuidados Paliativos de Extremadura (PRCPEx) del Servicio Extremeño de Salud (SES).
Sus objetivos antes y después del fallecimiento:
Antes del fallecimiento
· Prevenir en la medida de lo posible la aparición de duelo complicado.
· Educar a los profesionales sanitarios en la identificación de duelo anticipado.
· Remitir al psicólogo del ESCP para valoración y/o al especialista oportuno de los Centros de Salud Mental en situaciones de gran complejidad, alto riesgo de complicaciones o de modificación severa de los hábitos (posible cribaje mediante Anexo I).
Después del fallecimiento:
· Enseñar a los profesionales sanitarios a identificar la fase de duelo en la que se encuentra el familiar.
· Educar a los profesionales sanitarios en la identificación de los diferentes tipos de duelo.
· Establecer entre los profesionales sanitarios la normalización del duelo.
· Prevenir mediante apoyo emocional la aparición de duelo complicado o duelo no resuelto, facilitando los rituales que ayuden a la persona a despedirse de su ser querido.
· Remitir los casos de duelo de alta complejidad al psicólogo del ESCP o en su defecto, al especialista oportuno de los Centros de Salud Mental de su Área de Salud correspondiente, previa derivación a través de su Equipo de Atención Primaria, en cualquiera de las fases de seguimiento. la guí establece recomendaciones generales sore el tema revisado.

Spinal Cord Injury Rehabilitation Evidence (SCIRE)

El proyecto Spinal Cord Injury Rehabilitation Evidence (SCIRE) es una colaboración de investigación canadiense entre los científicos, los médicos y los consumidores en Vancouver, British Columbia y London, Ontario y sus centros de salud respectivos (Centro de Rehabilitación GF fuerte, Cuidado de la Salud de San José), instituciones de investigación (Colaboración Internacional sobre Descubrimientos de reparación, instituto de Investigación de Salud Lawson) y universidades (Universidad de la Columbia Británica, de la Universidad de Western Ontario).
SCIRE cubre un amplio conjunto de temas de interés para la rehabilitación de lesiones de columna vertebral y su reintegración a la comunidad. Las  revisiones SCIRE, evalúan, y traducen el conocimiento existente de investigación en un formato claro y conciso para informar a profesionales de la salud y otras partes interesadas de las mejores prácticas de rehabilitación después de SCI.

Esta síntesis de la investigación permitirá toma de decisiones importantes en las políticas públicas y la configuración de la práctica aplicables a la rehabilitación de SCI. Además, las revisiones transparentes basadas en la evidencia pueden orientar a la comunidad de investigación y organizaciones de financiación a centrarse estratégicamente su tiempo y recursos en las lagunas en el conocimiento e identificar prioridades de investigación.

Este proyecto establece varias secciones de inter♪0s como son:

 

Rehabilitation Evidence. Esta  sección resume y revisa críticamente la literatura científica existente sobre una amplia gama de temas en la  rehabilitación de lesiones de columna vetebral.

Outcome Measures. Esta sección presenta las medidas comunes en la el SCI de rehabilitación de las lesiones de columna vertebral y se describe las propiedades y su utilidad clínica . La sección puede ayudar al médico a seleccionar las medidas adecuadas para identificar a los individuos que pueden beneficiarse de una terapia determinada, para monitorear el progreso y evaluar si los tratamientos son eficaces, y más en general para ayudar a los programas de mejora de los servicios.

Case Studies. Esta sección ilustra los ejemplos de pacientes que pueden encontrarse en el SCI ámbito de la rehabilitación y ofrecer una oportunidad para integrar su conocimiento de la evidencia real de rehabilitación con problemas clínicos. Estos escenarios de casos y puede servir como un medio para la educación médica continua y se configuran en varios formatos con el fin de satisfacer las necesidades de diferentes públicos (médicos especialistas y no especialistas, residentes y estudiantes) como parte de una estrategia integral para la traslación de conocimientos optimizar la prestación de atención a los proveedores de cuidado de la salud SCI.

Idioma: inglés

Catálogo Maestro de  Guías de Práctica Clínica

El Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud de México ha publicado este catálogo deguías de práctica clínica que han sido elaboradas por Grupos de Desarrollo de las Instituciones Públicas del Sistema Nacional de Salud (SSA, IMSS, ISSSTE, SEDENA, SEMAR, DIF y PEMEX) que están conformados por personal de salud capacitado en los principios de la Medicina Basada en la Evidencia y en la utilización de la Metodología y el Modelo Editorial consensuados en el Sector Salud.

A la fecha, el Catálogo está integrado por 378 Guías de Práctica Clínica, cada una de ellas en sus modalidades de Evidencias y Recomendaciones (ER) y Guía de Referencia Rápida (RR). El listado completo puede ser accesibe desde aquí y la relación de temáticas que abarcan son:

  • Adicciones, intoxicaciones, toxicología
  • Analgesia y anestesia
  • Anomalías genéticas y congénitas
  • Alteraciones hematológicas y de la coagulación
  • Cáncer
  • Cuidados paliativos
  • Embarazo, parto y puerperio
  • Enfermedades auditivas y de orofaringe
  • Enfermedades de la pared abdominal
  • Enfermedades de la piel y del tejido celular subcutáneo
  • Enfermedades del sistema cardiovascular y vascular periférico
  • Enfermedades del sistema digestivo
  • Enfermedades del sistema estomatológico
  • Enfermedades del sistema genitourinario
  • Enfermedades del sistema músculo esquelético
  • Enfermedades del sistema nervioso
  • Enfermedades del sistema respiratorio
  • Enfermedades del sistema visual
  • Enfermedades del tejido conjuntivo
  • Enfermedades endocrinas, de la nutrición y metabólicas
  • Enfermedades en la adolescencia
  • Enfermedades ginecológicas
  • Enfermedades infecciosas y parasitarias
  • Enfermedades inmunoalérgicas
  • Geriatría y gerontología
  • Infertilidad
  • Medicina preventiva e inmunizaciones
  • Rehabilitación y medicina física
  • Traumatismos accidentes y lesiones
  • Trastornos mentales y de la conducta
  • Trastornos sexuales
  • Urgencias
  • Misceláneas

Complicaciones de la diabetes. Neuropatía diabética

El Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad y Política Social y el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud publicaron este informe de evaluación de tecnologías sanitarias con relación a las complicaciones de la d¡abetes entre las que se encuentra la neuropatía diabética.

El informe concluye lo siguiente:

La búsqueda realizada muestra una elevada producción de literatura científica en los últimos años en relación con problemas microvasculares asociados a la DM. En el caso concreto de la NDP, es signifi cativa la falta de estudios observacionales que describan su aparición a lo largo del tiempo en relación con la evolución de la DM, estando la evidencia disponible al respecto basada en estudios transversales29. La mayor parte de los estudios
identifi cados se centran en la fi abilidad de las técnicas diagnósticas. Esta falta de estudios con diseños apropiados para responder a las preguntas de este informe supone una limitación a la hora de alcanzar respuestas concluyentes basadas en una robusta evidencia científi ca. Esta situación se refleja en las GPC identificadas, estando la mayor parte de las recomendaciones referidas al cribado de NDP recogidas en las mismas basadas en niveles bajos de evidencia. Por otro lado, no se ha realizado un análisis de la calidad de las GPC identifi cadas, pudiendo ser esta cuestionable si tomásemos como referencia el instrumento AGREE (www.agreecollaboration.org).
Otro de los condicionantes a tener en cuenta a la hora de explorar la evidencia científi ca referida a la NDP es la estrecha relación existente entre la NDP y el pie diabético, observándose en la literatura científi ca cierto solapamiento a la hora de abordar cualquiera de dichos problemas. Este hecho, sumado a la escasez de estudios observacionales, ha conllevado inevitablemente el diseño de búsqueda bibliográfi ca muy sensible, y necesariamente, una numerosa selección de artículos para ser sometidos a lectura completa, con el fi n de identifi car correctamente aquellos que pudieran dar respuesta a las preguntas de este informe.
El hecho de que exista una amplia variabilidad en los datos relacionados con NDP tanto en el momento del diagnóstico de la DM como en diferentes momentos de su evolución, debido principalmente a la variedad de métodos diagnósticos y a las diferencias entre las poblaciones de estudio supone, como punto de partida, una falta importante de datos de referencia que permitan disponer de evidencia sufi ciente sobre esta complicación  microvascular de la DM. La variabilidad debida a las diferencias entre las poblaciones de estudio, requiere especial atención, puesto que está sufi cientemente documentada la diferente prevalencia de DM y de morbilidades asociadas a distintos factores como, por ejemplo, la raza49-51; debe señalarse a este respecto que el trabajo de Nather et al. incluido en esta revisión, está realizado sobre una muestra de pacientes asiáticos, lo que podría implicar una sobrestimación de los datos respecto a población caucásica.
Tanto los factores de riesgo de la NDP como su relación directa con el pie diabético están claramente identifi cados en la literatura científica Dada la irreversibilidad de la NDP, identifi car su existencia en pacientes con DM puede contribuir a controlar en cierta medida los factores de riesgo asociados a complicaciones, así como a poner en marcha cuidados específicos, principalmente relacionados con el pie diabético y sus complicaciones.
Debe tenerse en cuenta, además, que el carácter asintomático de las NDP en sus primeras fases incide notablemente en las diferencias existentes entre DM1 y DM2, puesto que en el momento del diagnóstico de DM2 suele ser habitual que hayan existido periodos ocultos de hiperglucemia (importante factor de riesgo para la aparición y evolución de la NDP)4,19.
Por otro lado, la existencia de una herramienta fi able, rápida y de bajo coste como el monofilamento de Semmes-Weinstein 5.07 (10g) puede permitir realizar cribados de NDP periódicos en las consultas de forma rutinaria de pacientes con DM20,27,30,34-39. La evidencia disponible sobre la capacidad diagnóstica del monofi lamento es ambigua y los rangos de especificidad y sensibilidad amplios32, por lo que pese a poder ser una herramienta apropiada para realizar el cribado, el diagnóstico de la NDP debe realizarse tras un cuidadoso examen clínico que incluya más de un test y, si fuera necesario en caso de duda, una prueba de conducción nerviosa que permita establecer un diagnóstico firme 52.
La mayoría de las organizaciones e instituciones que trabajan en el ámbito de la diabetes coinciden en recomendar la realización del cribadopara la NDP por sus beneficios en la prevención de su aparición y complicaciones.
En cuanto al momento de su comienzo y a la periodicidad del mismo, sin evidencia robusta que lo sustente, existe cierto acuerdo en diferenciar entre pacientes DM1 y pacientes DM2:

• Para pacientes DM1 las GPC/IETS recomiendan mayoritariamente comenzar el cribado a los 5 años del diagnóstico de la enfermedad o, minoritariamente, en el mismo momento del diagnóstico.
• Para pacientes DM2 todas las GPC recomiendan comenzar en el mismo momento del diagnóstico, justifi cado por los posibles periodos ocultos de hiperglucemia previos al diagnóstico de DM.
• Independientemente del tipo de DM, todos los documentos identifi cados recomiendan una periodicidad de realización del cribado de NDP anual.

Complicaciones de la diabetes. Nefropatía diabética

El Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad y Política Social y el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud publicaron este informe de evaluación de tecnologías sanitarias con relación a las complicaciones de la d¡abetes entre las que se encuentra la nerfropatía diabética.

El informe concluye los siguiente:

• Para la detección de ND se aboga por la necesidad de identifi car en los pacientes con diabetes el inicio del daño renal y la pérdida de función a través de las determinaciones de la MA y la tasa de fi ltrado glomerular respectivamente13,19,21,22,37,40-42,44,46-50.
• La mayoría de las GPC coinciden en recomendar la determinación del cociente albúmina/creatinina para el cribado mediante métodos de laboratorio en la primera orina de la mañana preferiblemente o en una muestra aislada de orina 41.
• Resulta imprescindible descartar otras posibles causas productoras de MA, entre las que destacan, alteraciones metabólicas como la cetosis o la hiperglucemia, alteraciones hemodinámicas como ejercicio físico durante las 24 horas previas, insufi ciencia cardiaca congestiva, embarazo, dieta proteica, fi ebre, hipertensión y la presencia de infección del
tracto urinario21,22.
• Otros métodos de cribado que facilitan su realización en lugares sin acceso a laboratorio son las tiras reactivas, simples y rápidas pero con susceptibilidad de producir falsos positivos y negativos por lo que se les exige altos niveles de sensibilidad y especificidad 21.
• Todos coinciden en que una tira reactiva positiva precisa de confi rmación. La confi rmación podrá realizarse con cualquiera de los métodos antes mencionados excepto mediante tiras reactivas.
• Con respecto al segundo componente del programa de cribado, la estimación de la función renal. Casi todos los trabajos recomiendan, en todos los pacientes adultos diabéticos, independientemente del nivel de albúmina en orina, la determinación de creatinina sérica para estimar la tasa de fi ltración glomerular y determinar el grado de enfermedad renal crónica al menos una vez al año. La evidencia también es de grado consenso13,19,21,22,37,40-42,44,46-50.
• Parece existir concordancia a la hora de señalar que la creatinina sola presenta una baja sensibilidad diagnóstica en la detección de enfermedad renal crónica.
• Una alternativa a esto sería la estimación del FG con las ecuaciones referidas anteriormente en el apartado de resultados. Pero aunque estas ecuaciones tienen numerosas limitaciones y ofrecen peores estimaciones en pacientes diabéticos que en población general, se han considerado como la mejor alternativa.
• Los resultados expuestos ponen de manifi esto que existe unanimidad en que el inicio del cribado se realice a partir de los 5 años del diagnóstico en pacientes con DM 1 y desde el momento del diagnóstico en los pacientes con DM 2. Pero la fuerza de la recomendación es baja, recomendación de consenso, en la mayoría de los casos 13,19,20,22,37,40-42,44,46-50.
• Con respecto al seguimiento del mismo, se indica por consenso, una periodicidad anual, tanto para el cálculo de MA como de la tasa de fi ltrado glomerular 13,19,20,22,37,40-42,44,46-50.
• Se pone en evidencia la necesidad de destinar esfuerzos a la realización de estudios primarios para desarrollar evaluaciones específi cas de los diferentes métodos de cribado y su impacto en la evolución clínica de los pacientes diabéticos que reforzarán las recomendaciones realizadas.

Complicaciones de la diabetes.Retinopatía diabética

El Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad y Política Social y el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud publicaron este informe de evaluación de tecnologías sanitarias con relación a las complicaciones de la d¡abetes entre las que se encuentra la retinopatía diabética.

El informe concluye que:

  • Primera retinografía

No existe consenso respecto al momento más apropiado para el comienzo del cribado de RD en pacientes diabéticos tipo 1, de tal forma que el primer cribado puede comenzar entre los 9 y 15 años de edad, y/o tras una duración de la diabetes de entre 2 y 5 años tras el diagnóstico de la misma.
Dado que en pacientes diabéticos tipo 2, la diabetes puede evolucionar durante cierto tiempo previo a su diagnóstico, se recomienda que en pacientes diabéticos tipo 2, el primer cribado se realice en torno al momento del diagnóstico de la diabetes.

  • Periodicidad del cribado

En vista de los resultados anteriores, se pude concluir que, para pacientes diabéticos sin RD al diagnóstico, no parece haber necesidad de realizar el cribado de forma anual y, por tanto, la periodicidad del mismo podría ampliarse a intervalos de tiempo superiores al año. En cualquier caso, este intervalo no debería superar los 3 años en pacientes diabéticos tipo 2 sin RD y sin factores de riesgo, ni los 4 años en pacientes diabéticos tipo 1 sin RD.

  • Lectura de retinografías

Con respecto a la lectura de las retinografías, se puede concluir que en nuestro medio, los médicos de AP a los que se les haya formado previamente en la lectura de imágenes del fondo de ojo, pueden realizar el cribado de RD a través de la evaluación de imágenes obtenidas mediante retinografía no midriática.

Guía de Práctica Clínica para la Seguridad del Paciente Quirúrgico

El Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica para la Seguridad del Paciente Quirúrgico. Centro Cochrane Iberoamericano y la Agència de Información, Evaluación y Calidad en Salud de Cataluña, en el marco de la colaboración previsto en el Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdadha publicado esta guía de práctica clínica. Para la realización de esta GPC se ha contado con un equipo de profesionales de distintas disciplinas, que han realizado un importante esfuerzo para redactar una guía basada en la evidencia y unas recomendaciones explícitas para las situaciones clínicas más comunes para reducir las complicaciones en el perioperatorio. El proceso de revisión externa también ha sido de carácter multidisciplinar y se ha contado con personas usuarias del sistema sanitario, que han aportado su punto de vista.

Tratamiento del cáncer de mama de estadío inicial mediante cirugía conservadora y braquiterapia con balón intracavitario

La Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Galicia de la Consejería de Sanidad de Santiago de Compostela publicó este informe de evaluación de la efectividad de la braquiterapia con balón intracavitario como tratamiento adyuvante de la cirugía conservadora en el cáncer de mama de estadío inicial en términos de recurrencia, supervivencia, resultados cosméticos y de satisfacción de la paciente. Este informe determina la seguridad de dicho procedimiento en términos de toxicidad de la radioterapia

Cirugía bariátrica en diabetes mellitus tipo 2 con IMC ≤ 30 kg/m2

La Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Galicia de la Consejería de Sanidad de Santiago de Compostela ha publicado este informe de evaluación de tecnologías sanitarias sobre la Cirugía bariátrica para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2.La cirugía bariátrica en pacientes con DM tipo 2 no obesos parece conseguir un mejor control glicémico. Sin embargo, otro tipo de intervenciones preventivas y terapéuticas siguen siendo de primera elección debido a que existe un intenso debate sobre los criterios de inclusión para esta cirugía y la baja calidad metodológica de los estudios.

Stents biorreabsorbibles en el tratamiento de lesiones coronarias

La Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Galicia de la Consejería de Sanidad de Santiago de Compostela ha publicado este informe que evalua el empleo de la tecnología de de los Stents biorreabsorbibles en el tratamiento de lesiones coronarias