Otros Proyectos Genoma

0

En las últimas semanas se han publicado los resultados de los proyectos para secuenciar los genomas de la manzana, la hormiga, el cacao y el pavo. En el caso de la manzana, que aparece en Nature Genetics, se espera obtener información sobre los genes que protejan frente a enfermedades o la sequía. Los genomas de dos especies de hormigas resultaron ser apenas el 10% del genoma humano, con el que comparten un 33% de similitud y tienen unos cinco mil genes menos; la extrema longevidad de las hormigas reinas parece relacionarse con una sobre-expresión  de proteínas como la telomerasa, según un artículo en Science. Una versión de trabajo del genoma del cacao ha sido terminada, a partir de una iniciativa que combinó varias metodologías y que comenzó en la primavera del año 2009; la cifra estimada de genes es de 35000, mayor que en el humano, y estará disponible en la Cacao Genome Database; una versión resumida del trabajo puede leerse en Nature Precedings. Las tecnologías de Roche e Illumina permitieron la lectura del genoma del pavo, para el que se predicen poco más de 15000 genes, entre los que se espera encontrar a los relacionados con un mayor rendimiento de carne de esta importante ave, de acuerdo con lo reportado en PLoS Biology.

0

El genoma de la esponja Amphimedon queenslandica, especie de la Gran Barrera australiana y considerado el animal más simple, ha sido secuenciado. Teniendo en cuenta que la multicelularidad requiere del funcionamiento coordinado para evitar la proliferación descontrolada de alguna célula, este resultado podría revelar algunas claves de utilidad para el mejor conocimiento del cáncer humano. De hecho, el análisis bioinformático ha mostrado que en la esponja está presente el 90% de más de cien genes implicados en los tumores humanos malignos. Los investigadores también encontraron grupos de funciones génicas relacionadas con la complejidad morfológica, la división celular, la apoptosis, la adhesión celular, vías de señalización, reconocimiento de lo propio, etc. Al mismo  tiempo reportan la ausencia de moléculas de control del ciclo celular, como la kinasa 4/6 dependiente de ciclina (CDK 4/6). El artículo aparece en Nature, mientras que el genoma de la esponja está disponible en el NCBI.